Monasterio San Miguel Crianza 2014 en Suplemento ¡SAL!

De sus viñedos más antiguos, pertenecientes a los municipios de Quintana del Pidio y Gumiel del Mercado, donde las cepas ya muchas son octogenarias y con producciones reducidas que rondan entre el medio kilo y kilo y medio, y donde las raíces surcan suelos arcillo-calcáreos, se producen las uvas del Monasterio de San Miguel. Toda esta zona también fue elegida por los romanos para cultivar las cepas de forma continua, aunque vacceos y arévacos también lo hacían con anterioridad.

En copa, Monasterio de San Miguel Crianza 2014 se caracteriza en la fase visual por un claro color rojo picota, de capa media, con un ancho ribete de tonalidades violáceas, brillante y limpio.

En nariz destaca la fruta negra y suaves pinceladas florales con unas ligeras notas que se entremezclan a aromas terciarios procedentes de su crianza durante 14 meses en barricas de roble francés y americano, dando mayor complejidad aromática y ofreciendo notas balsámicas, pimienta negra, torrefactos, regaliz negro, etc…

En boca nos ataca de una forma pulida, suave, con un incremento de su presencia al aparecer unos taninos maduros, ligeramente secantes, que van a ofrecer longevidad al vino.

Percibimos en este crianza una correcta acidez, cierta calidez debido a las elevadas temperaturas de ese verano, equilibrado , fresco y de buen paso en general por boca, con un postgusto largo, apareciendo de nuevo la fruta, que vuelve a prolongar el recuerdo en boca.

Bodega… Prado de Olmedo
Sede … Quintana del Pidioa de Duero
Variedad … Tempranillo
Graduación … 14%
Producción … 18.000 Botellas

Publicado en Diario de Burgos el 19 de mayo de 2017 (edición impresa)

About José Ramón Carlón Gómez

Co-Fundador de Clap&Wine, empresa especializada en representación y distribución de vino

View all posts by José Ramón Carlón Gómez